¿Se necesita la tecnología para aprender?

¿Se necesita la tecnología para aprender?¿De verdad se necesita la tecnología para aprender? Eso es exactamente lo que se preguntan los votantes del distrito escolar de Kyrene.

Este distrito escolar de Arizona les pidió esta semana a los votantes locales que aprobaran un aumento de impuestos de 46.300.000 dólares en un periodo de siete años para poder continuar la inversión en tecnología. Esa cifra representa cerca del 3,5% del gasto anual del distrito, cinco veces lo que gasta en libros de texto. El distrito utiliza el 75% de los 6.800.000 dólares en la financiación del aumento de capital para la tecnología educativa. El actual aumento,  aprobado por los votantes por un margen de 2 contra 1 en 2005, caducará en el año académico 2012-13.

La tecnología en Kyrene fue evaluada públicamente el pasado mes de septiembre en un artículo del New York Times.   Este artículo cuestionaba la razón por la que esta escuela con tanta financiación en tecnología no lograban obtener el rendimiento esperado de los estudiantes .  Desde 2005, las notas de lectura y matemáticas se han mantenido iguales en Kyrene. Y es todavía más alarmante el hecho de que los resultados generales de todo el estado hayan mejorado.

Por eso surgió el debate de que las escuelas gastan miles de millones en tecnología, incluso cuando reducen el presupuesto y despiden a profesores. Todo ello sin prueba alguna de que mejore el aprendizaje básico.

Mucha gente sostiene que los exámenes estándar, el método general de medición del rendimiento de los alumnos, no captura completamente el abanico de habilidades que los ordenadores ayudan a desarrollar. Pero por ahora, no hay otra forma de medir el valor de las costosas inversiones en tecnología.

Sin embargo, el motivo del distrito para utilizar la tecnología no era obtener mejores resultados en los exámenes, sino que pensaba que la tecnología era el futuro. El distrito escolar de Kyrene es un sueño para los amantes de la tecnología en lo que se refiere a tecnología educativa.  Todas las aulas están equipadas con portátiles, software y pantallas interactivas. ¿Cuál es el coste de esta inversión? 33.000.000 de dólares.

Kyrene, que cuenta con 18.000 estudiantes desde la guardería hasta octavo grado, también utiliza sus clases altamente tecnológicas para atraer estudiantes de toda la región. En lo referente a la financiación, más estudiantes significa más dólares estatales.

Como los resultados logrados por los estudiantes han sido decepcionantes, no nos debe sorprender que los votantes se cuestionen su decisión de apoyar el gasto continuo en tecnología. Aunque no todos dudan del significado de la tecnología en la clase, es inevitable preguntarse: ¿deberían dirigir la financiación hacia la tecnología los distritos que se las ven y se las desean para comprar papel y lápices?

Kate Beckham

Kate has been lighting up the blogosphere for over 5 years, with a keen interest in social media and new malware threats. When not sitting at a café behind her Mac, you’ll usually find her scouring the racks for vintage finds or playing guitar.